lunes, 21 de marzo de 2016

3 cualidades de los ejecutivos del mañana


Hace 15 años, las empresas buscaban que sus empleados tuvieran conocimientos muy específicos y especializados. Un contador haría estados financieros; un ingeniero, estaría a cargo de las operaciones, etcétera. Pero este modelo ha dejado de ser el que prevalece.

Las universidades y las empresas se preocupan cada vez más por desarrollar habilidades, en lugar de enseñar conocimientos específicos. De ahí que en un futuro no muy lejano los empleados deban tener tres cualidades específicas que las organizaciones les demandarán: ser adaptable, desarrollar softwares, ser diverso y multicultural, explicó el director general de Cadigan Ventures, Steve Cadigan. 

martes, 15 de marzo de 2016

¿Crees en tu equipo?

 

“Alrededor del mundo me he encontrado con muchos líderes y me sorprende como muchos atribuyen su éxito a aquellos que creyeron en ellos cuando ellos no creían en sí mismos”. Stephen R. Covey.

La relación de un líder con su equipo es un factor determinante para el éxito. La fórmula R= C x M nos indica que el rendimiento de un individuo en su trabajo tiene que ver con sus competencias o capacidades para realizar dicho trabajo multiplicado por su motivación.

lunes, 7 de marzo de 2016

Reglas de oro para reclutar a tus vendedores



Saber reclutar es un arte, pero en el caso de tu área comercial necesitas algo más que conocimientos, necesitas intuición y tener las reglas muy claras. Se dice que saber vender es un prerrequisito para la vida, sin embargo, no te dejes engañar, no todos saben hacerlo.
Esto toma mayor relevancia porque el área de ventas se ha convertido en el corazón y alma de las organizaciones, es donde el dinero entra y donde los proyectos encuentran los recursos para salir a la luz, y para que esto sea exitoso, lo primero que debes pensar es si realmente tienes a la gente adecuada para tu área comercial.

martes, 1 de marzo de 2016

¿Cuántas personas intervienen en la decisión sobre una persona en tu proceso de selección?


No es la primera vez que menciono que las entrevistas de trabajo son diferentes de una a otra y la objetividad es complicada de conseguir con independencia de que la persona que haga la entrevista sea profesional.
Todas las personas tenemos nuestro criterio de elección y elegiremos a la persona que mejor encaje con nuestros parámetros, aunque creamos que esos criterios son los mejores para la organización a la que se representa. La teoría nos dice que cuando se contrata a alguien lo correcto sería contratar a una persona mejor que tú en determinados aspectos. Teóricamente está muy bien pero la realidad no siempre es así. Muchas personas, cuando tienen que incorporar a una nueva persona a su equipo, piensan que si cogen a una persona muy preparada y competente le puede hacer la sombra y no es conveniente para él, aunque sí lo sería para la organización.